LA FOTO DE AGUSTÍ CARBONELL // Curiosa coincidencia