La muerte en Venecia // El azote más hermoso