La tasa de actividad femenina se duplica