La barbarie deportiva // Espectáculo y capitalismo

  • Una crítica sin concesiones al Mundial y las Olimpiadas.

    Pocas cosas generan tanta excitación como los Juegos Olímpicos y el Mundial de Fútbol. Para bien, como vemos y escuchamos cada día a nuestro alrededor, pero también para mal, como muestra el arquitecto francés Marc Perelman en La barbarie deportiva. Crítica de una plaga mundial, editado en inglés y francés coincidiendo con los Juegos de Londres de 2012 y ahora oportunamente recuperado en español por Virus Editorial en el contexto del Mundial de Brasil.

    La barbarie deportiva
    Marc Perelman
    Virus Editorial, 2014
    217 páginas Precio: 23 €


    Perelman hace un recorrido por la historia del deporte profesional bien equipado con las herramientas analíticas de la izquierda alternativa, poniendo el foco en el elemento básico de la propaganda y contextualizándolo en el sistema hegemónico, que hoy es, naturalmente, el capitalismo globalizado.

    La crítica va mucho más allá de eso de que el fútbol o los fastos deportivos son el nuevo opio del pueblo: “El fútbol ha sido uno de los principales vectores de esta globalización porque sintetiza todo lo nuevo que el capitalismo contemporáneo es capaz de desplegar: el espíritu de empresa y del empresario competente unido a una capacidad de comunicación a todos los niveles —gracias a la potencia irradiante de la televisión (Berlusconi en Italia, Bouygues en Francia) y ahora de Internet— y la obtención de resultados financieros en tiempo récord”.

    El análisis es implacable, sin concesiones y negativo en un sentido totalizador, sin la más mínima rendija, en la medida en que asocia el “deporte-espectáculo” al dinero, la violencia y el dopaje; además, como elementos consustanciales.
    El libro es una crítica global a la raíz del engranaje y de tan superestructural es incapaz ni siquiera de intuir la emoción que puede generar el deporte en personas inteligentes y de sentido crítico. Merece la pena leer los argumentos de Perelman, pero los que se emocionan viendo el Mundial seguirán emocionándose igual.

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación
    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario