Los dos mayores jarrones chinos rompen a reñir a los suyos a derecha y a izquierda