Libros

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Junio 2015

    Los amantes de los libros siempre tendrán las bibliotecas como paraíso particular, pero la era colaborativa les invita también a participar activamente en la creación de nuevas bibliotecas sin límites de espacio ni de lugar. Con respaldo físico o virtual, pero con el mundo entero como gran estantería repleta de libros. La familia de Bookcrossing no sólo anima a construir una gran Biblioteca Mundial, sino también a reciclar y dar nueva vida a los libros ya leídos, a estar pendiente del itinerario que van siguiendo los que se van repartiendo por el mundo hasta a convertir el método de intercambio en todo un juego cargado de sorpresas y solidaridad. Evidentemente, las posibilidades son ilimitadas en el mundo virtual, donde se ensayan ya bibliotecas mundiales con afán comercial, pero también archivos sin restricciones de entrada y totalmente libres de derechos.

     

    Bookcrossing

    La Biblioteca Mundial. Una reflexión de Henry Miller enmarca el sitio: “Un libro no es...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.