Relación social

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Junio 2015

    Las nuevas herramientas colaborativas para reforzar o incluso crear comunidades han demostrado todo su poderío ante acciones y campañas para causas concretas, desde la Primavera Árabe hasta el 15-M y Occupy Wall Street. Pero también en la construcción de espacios de relación social comunitaria con voluntad duradera; ya sea con fines políticos, culturales o de simple afinidad o camaradería movida por el ocio y las aficiones de apariencia intrascendente. En ocasiones, la frontera es muy difusa: una plataforma tecnológica nacida para la movilización política puede acabar derivando en un gran negocio para poner en contacto a grupos afines del tema que sea, como demuestra Meetup.com. Pero también puede mantenerse como lugar de encuentro politizado de activistas que comparten ideales, como Kune, vinculado a la cultura libre y fuera de la mercantilización. 

     

    Meetup

    Del 11-S a Howard Dean. Del luto del 11-S partió una iniciativa tecnológica para facilitar que la gente...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.