La industria turística está tocada