Propuesta 43 // Reducir el consumo de agua en la agricultura

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Octubre 2019

    Al igual que sucede con la ganadería, el sistema agroalimentario español está basado en un modelo de agricultura industrializado que necesita grandes cantidades de recursos, como materiales, agua y energía.

    Por criterios de sostenibilidad, la producción  agraria debe ser viable teniendo en cuenta no solo las condiciones climatológicas, sino los recursos hídricos, la disponibilidad de agua. 

    En julio de 2019, en España había 31.591 hectómetros cúbicos (hm3) de agua embalsada, de modo que los embalses estaban al 56,3% de su capacidad. La media de los últimos años es de 39.034 hm3, con una capacidad del 69,6%, lo que supone una bajada importante. La clave es que buena parte de esta agua, casi dos tercios, se destina a la agricultura, al riego. La utilización del agua se debe hacer con criterios racionales.

    Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el volumen de agua de riego utilizado por las explotaciones agrarias ascendió a 14.949 hectómetros cúbicos...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.