Tan seductor el horizonte como el término