Moverse en grupo, o moverse en red

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Junio 2015

    Puedes leer todavía 0 artículos gratis este mes.

    Junto al alojamiento informal en casa de otra persona, cambiar la relación con los vehículos que nos llevan de un lado para otro es uno de los caminos más anchos por los que ha empezado a circular la economía colaborativa, no siempre sin polémica. 

    Los modelos de funcionamiento en marcha son muy distintos: pueden plantear la existencia de una red de vehículos que no pertenecen a ningún particular, sino a una asociación cuyos miembros pueden utilizarlos; o bien el dueño de un vehículo contacta con otros usuarios porque tiene previsto realizar determinado trayecto en una fecha...

    Suscríbete

    Has leído ya 3 artículos de nuestra revista sin ningún coste. Esperamos que te hayan gustado.

    Si crees que otra economía es posible y deseas seguir disfrutando del acceso permanente a todos nuestros contenidos, ¡suscríbete, desde 49€ al año, haciendo click en una de las siguientes opciones!

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación
    Otros artículos de este número:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario