Tren

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Junio 2015

    Todo se puede compartir, hasta el asiento del tren. O un paseo en bicicleta. O un taxi. Todo lo compartido, lo colaborativo, puede hacer que el precio final de un recorrido sea menor, y que además se puedan hacer amigos entre medio. Compartetren, Carpling y Joinuptaxi son algunos ejemplos. Por supuesto, hay que tener cuidado cuando no se conoce a las personas con las que se comparte. Si alguien vende más barato un billete que no va a utilizar, está bien asegurarse de que el billete que se va a comprar es un billete válido (una queja que han presentado algunos usuarios que han caído en alguna trampa). Por lo demás, cuando funciona, es una ventaja para todos.

    Compartir los taxis puede ser una gran oportunidad de ahorro, sobre todo si se viaja en avión. Es una manera rápida de encontrar otros viajeros que compartan el recorrido del aeropuerto a la ciudad.

     

    Compartetren

    Compartir la mesa del AVE. Compartetren da la posibilidad de crear o apuntarse a una mesa virtual,...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.