Una España que lucha

  • 6 Julio, 2016

    Una producción a contracorriente sobre la España que supuestamente ha superado la crisis.

    Fotograma de España contracorriente.

    España contracorriente es un documental austríaco realizado también contracorriente: con enorme ilusión, economía de guerra y sin garantías de exhibición comercial. Pero el equipo que está detrás del proyecto —La Manada y el realizador Markus Toth y Backbone Film— ha conseguido  captar en 42 minutos de documental el estado de ánimo de un país que ni se traga los cuentos oficiales de que España ya ha salido de la crisis —amplificados por los medios oficiales, da igual si públicos o privados—, ni se resigna a quedarse de brazos cruzados lamentando su mala suerte.

    A través de un espacio radiofónico simulado —en Radio Contracorriente, con múltiples llamadas telefónicas de una audiencia imaginaria— y a través de un viaje por varias ciudades —en Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Navarra—, Toth y la cámara de Mario Hötschl explican de forma muy amena por qué la mayoría no ha salido de la crisis (ni espera hacerlo pronto) y cómo se están organizando para afrontar la situación con nuevas herramientas que deberían ayudarles no sólo a ganarse la vida, sino también a vivir mejor. Estas herramientas son en ocasiones políticas —a través de las mareas ciudadanas—, pero muy a menudo se trata de experiencias de la economía social que están mostrando en su día a día que es posible hacer las cosas de otra forma y a ras de suelo. 

    Frente a la cámara colocada por Toth y Hötschl desfilan paisajes de belleza poética y manifestantes cargados de energía, pero también una sucesión de personas, tranquilas y luchadoras, que han levantado proyectos cooperativos y de impacto social: comedores sociales, vivienda social, finanzas éticas, mercado social, medios de comunicación... 

    Alternativas Económicas es una de las experiencias reseñadas entre los ejemplos de esta España contracorriente que no se resigna y que no sólo quiere salir de la crisis, sino hacerlo con bases distintas.  El documental incluye imágenes grabadas en la redacción y entrevistas a Ariadna Trillas y Mariana Vilnitzky, socias y redactoras de la cooperativa. 

    Los medios de comunicación son un sector especialmente golpeado por la crisis, no sólo por los miles de puestos de trabajo que se han evaporado, sino también por el cambio en la propiedad de la mayoría de medios tradicionales, que ahora tienen a la gran banca como accionista de referencia.  El documental dedica también un énfasis especial a detallar las alternativas en finanzas éticas alrededor de la experiencia de Coop57 y el enorme cambio que suponen con respecto a la banca tradicional.

    España ha sido en esta crisis símbolo a la vez del hundimiento —cuanto mayor es la burbuja, mayor suele ser luego la caída— y de la supuesta recuperación, aireada a los cuatro vientos por los portavoces de las recetas de la austeridad, que se han apresurado a magnificar algunas cifras macroeconómicas sin preocuparles demasiado su traducción en la vida cotidiana de los ciudadanos. Por eso es especialmente interesante que periodistas extranjeros viajen sobre el terreno para ver con sus propios ojos la realidad, tan distinta a los comunicados de prensa e informes oficiales. Toth y su equipo lo han hecho y el resultado es un canto a la esperanza; no por la frialdad de la macroeconomía, con cifras en disputa, sino por la voluntad que muestra tanta gente por salir adelante con unas bases alejadas de la dinámica especulativa que llevó al crash. Eso sí: ir contracorriente no es nada fácil, como bien saben los impulsores de este documental, que libran ahora su propia batalla para lograr que se exhiba. De momento, puede comprarse y alquilarse en espanacontracorriente.vhx.tv y lamanada.at 

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario