Best-seller

  • La caída brutal de la venta de libros por la crisis tiene consecuencias también en las librerías: sus ingresos dependen de manera creciente de los best-sellers, las grandes apuestas de las multinacionales, que  acaban apartando de la estantería los libros de editoriales independientes. Ello explica el auge de nuevas librerías promovidas por asociaciones y cooperativas, donde lo difícil es encontrar el best-seller.