A favor de la Alianza para la Humanidad

  • 8 Octubre, 2019

    La Alianza por la Humanidad es una iniciativa que persigue detener y revertir la emergencia climática, cuyo fracaso allanaría el camino a la extinción del ser humano. Ante un reto global como es la protección del planeta plantea respuestas globales. Apela a la filantropía por su compromiso y capacidad de coordinación, a organizaciones no gubernamentales de alcance mundial, debido a su capacidad movilizadora. Y también llama a participar a la ciudadanía de a pie con una conciencia despierta, pues su papel es determinante, mediante su activismo social y su consumo responsable. Propone una certificación, denominada BODELI, que garantice un consumo de bienes, productos y servicios que permitan un giro en el paradigma de consumo actual.  

    Alternativas Económicas reproduce en este archivo adjunto las bases teóricas y, sobre todo, la llamada a la acción que incluye esta iniciativa, puesta en marcha por uno de los setenta socios colaboradores de la cooperativa que edita la revista, Marià Moreno.

    ARCHIVO ADJUNTO

    Estas son las principales ideas que despliega el autor:

    Vivimos la explosión de la Edad de la Acumulación, marcado por el hiperconsumismo y el derroche de recursos, por una la demanda desaforada y un incremento de la masa monetaria. Es un tiempo en el que el interés propio (la identidad de cada parte) prevalece sobre el bien común (el todo). Sin embargo, es precisamente la prevalencia de lo común, empezando por la pertenencia a la misma especie, la única vía para evitar su extinción. Partiendo de un enfoque sistémico, según el cual actuar sobre una parte tiene consecuencias sobre el conjunto, propone un giro hacia un consumo de bienes, productos y servicios orientados a lo suficiente, para que se repita indefinidamente el ciclo permanente del planeta y la vida: nacer –be born; vivir –live; morir –death; nueva vida –new life. El acrónimo irregular en lengua inglesa BODELI permitiría identificarlos y movilizar a las personas consumidoras conscientes. Se trata de abandonar el paradigma actual de que progreso es más, de que más es mejor.

    Numerosas marcas ya han pulsado el mercado y saben que cuando su oferta se acerca al daño cero al planeta, reciben una mejor acogida. Con sus esfuerzos y con los de movimientos favorables a la economía circular, cuando son genuinos, confluye la Alianza por la Humanidad. Con frecuencia se trata de estrategias puramente comerciales, que cuelgan la adenda de “ecológico” o “sostenible” a un producto en medio de una enorme desorientación entre las personas consumidoras. Importa también el proceso de fabricación, y el de su embalaje, y el de su certificación, y el de distribución, cuando quienes compran deben disponer de un elemento identificativo, único, universal y sin fines comerciales. BODELI puede ser la respuesta, el instrumento global.

    La cuestión es poder ser al mismo tiempo, Todo y Parte. Pasar de la Edad de la Acumulación a la Edad de la Humanidad, con una Alianza que dialogue con gobiernos perdidos en el griterío de intereses y con grandes corporaciones que no acaban de comprender lo que está en juego: la extinción del homo sapiens, y por supuesto, su negocio.

    La iniciativa ha sido enviada a Melinda Gates, por si considera liderarla. 

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.