ciudadores

  • Por (Economista y profesor de la UAB)
    Diciembre 2020

    La pandemia obliga a todo el mundo a sacar lo mejor. Estos días abundan los comentarios en la red de apoyo al personal sanitario, que está en primera línea en la lucha por impedir que la epidemia se convierta en tragedia de enormes proporciones. Cuando las cosas van mal nos acordamos que estos servidores públicos, muchos de ellos en condiciones laborales precarias (por cierto: no parece que la privada actúe con la misma dedicación y nadie confía en que el mercado resuelva el problema), reconocemos su esfuerzo y su disposición a trabajar allí donde más peligro hay.