El impago de las Administraciones públicas: cuentos de ayer y de hoy

  • 10 Septiembre, 2013

    PERIPECIAS DE UNA PYME

    En Mi voz irá contigo, la compilación de cuentos didácticos de Milton Erikson, Sidney Rosen nos cuenta que cuando Erikson trataba a sus pacientes con trastornos mentales no procuraba resolver todos y cada uno de los problemas que les afectaban, lo que intentaba era provocar pequeños cambios que pudieran luego dar lugar a otros mayores. 

    Uno de los problemas a los que nos enfrentamos las PYMEs es el impago continuado de las diferentes administraciones públicas tanto de ámbito estatal como autonómico y local. Con el plan de pago a proveedores el Gobierno quiere afrontar el incumplimiento por las Administraciones Públicas del plazo legal para el pago de las deudas que La Ley fija en 30 días. Con una medida así, y estableciendo una analogía con las estrategias terapéuticas de Milton Erikson, el Estado intenta enfrentar el problema de la morosidad dando pequeños pasos que reactiven la cadena de pagos y reduzcan la morosidad.

    En el mes de julio la sociedad que representó ha sido incluida en el plan de pago a proveedores. La AgenciaTributaria nos ha facilitado el acceso a una aplicación donde aparecía el listado con las facturas conformadas. En la misma comunicación nos pide que demos por buena la relación de las mismas, supongo que compensado ellos a nivel interno la deuda entre administraciones. Tengo que decir que con respecto a las deudas que tiene la Junta de Andalucía con la empresa, estas facturas solo representan una pequeña parte, lo cual no merma ni un ápice la alegría que hemos sentido ante la perspectiva de cobrar al menos una pequeña cantidad de lo que nos deben.

    La empresa tiene problemas de tesorería desde hace quince años; que fue aproximadamente cuando empezamos con nuestra actividad: no recuerdo ni un solo año que no hayamos tenido agobios ocasionados a causa de tener que asumir el pago del IVA de facturas impagadas de  las Administraciones Públicas. En este momento tenemos una pequeña cantidad que se encuentra en vía ejecutiva, que no supone ni la cuarta parte del importe que la Agencia Tributaria está comprometida a pagarnos desde que aceptamos su propuesta. Y representa menos de la décima parte de lo que nos debe la Junta de Andalucía.

    Como la vía ejecutiva genera gastos y supone un trastorno en la labor comercial, decidimos visitar a mi Administración Tributaria amiga para proponerles compensar nuestra pequeña deuda con el compromiso de pago adquirido por la AEAT. Es de sentido común que podamos compensar ambas deudas, compensación que, además, queda perfectamente respaldada por las medidas del Gobierno para la erradicación de la morosidad en las AAPP

    No sorprenderá a nadie que les cuente lo que nos dijeron: «No es posible», y que ya si acaso cuando les llegara no sé qué partida, podrían tal vez hacer algo de oficio. Mientras tanto siguen con los procesos de embargo, a ver si pillan un euro en alguna cuenta.

    En resumen, las Administraciones Públicas nos siguen debiendo el mismo dinero. Cambia el pagador pero nos siguen cobrando intereses y comisiones del 20% por una deuda absolutamente virtual y ficticia. No dudo que el dinero me llegará antes si el pagador es la AEAT que si es la Junta de Andalucía. Sin embargo, la sensación de impotencia que tengo ante este nuevo abuso de la administración pública es enorme.

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.