Todos los problemas de Libra, la criptomoneda de Facebook

  • Por (Periodista Revista Valori*)
    10 Agosto, 2019

    Libra puede ser un gran negocio y proporcionar grandes ingresos a Zuckerberg y a sus socios, pero su puesta en marcha también plantea enormes interrogantes.

    No solo hay expectativas optimistas detrás del lanzamiento del proyecto Libra, la criptomoneda de Facebook que debería entrar en funcionamiento el próximo año. El plan propuesto por Mark Zuckerberg se basa en un notable potencial de negocio para su compañía, pero también implica una serie de problemas gigantescos. Veámoslos.

    El negocio de las remesas

    Según el último informe del Banco Mundial sobre el fenómeno global de los flujos financieros de los migrantes, más de 300 millones de personas viven fuera de sus países de origen y más de 750 millones de personas migran dentro de sus propios países. En 2019, los flujos anuales de remesas a países de ingresos bajos y medios deberían alcanzar los 550.000 millones de dólares a nivel mundial, un valor más alto que el de la inversión extranjera directa y del financiamiento oficial para el desarrollo.

    En 2018, los flujos de remesas alcanzaron los 529.000 millones, un aumento del 9,6% en comparación con 2017. Crecieron particularmente en Asia meridional (12,3%) y en Europa y Asia Central (11,2%). Pero en el primer trimestre de 2019 el costo promedio global pagado para enviar remesas se mantuvo estable en el 7%, aproximadamente al mismo nivel que en los trimestres precedentes: unos ingresos para aquellos que manejan este negocio, como bancos y compañías de transferencia de dinero, de más de 37.000 millones de dólares anuales.

    Los bancos son el canal más caro para transferir remesas, con un coste medio del 10,9%. El objetivo del Banco Mundial es “abrir a las oficinas de correos nacionales, bancos nacionales y compañías de telecomunicaciones para que trabajen junto a otros operadores de transferencia de dinero y poder eliminar las barreras de entrada y aumentar la competencia en los mercados de remesas”.

    Además, está la gran cantidad de inmigrantes ilegales que no pueden recurrir a las redes financieras oficiales y que terminan alimentando los canales ilegales de transferencia de dinero que son un activo para el crimen organizado, los blanqueadores de dinero profesionales y las organizaciones que financian el terrorismo. Libra, la criptomoneda de Facebook, anuncia que pretende servir para reducir las comisiones de este mercado a niveles “contenidos”: sin embargo, cuánto y qué significa “contenido” no lo deja claro.

    Cuánto puede ganar Facebook

    El posible éxito del proyecto Libra podría hacer de Facebook un actor mucho más importante en el sector de los servicios financieros. Es un proceso que hasta ahora han probado muchos operadores, pero sin éxito. Incluso el propio Facebook ha fracasado en el intento de lanzar su plataforma de mensajería instantánea Messenger como herramienta de pago. El éxito sí que ha llegado en dos casos impresionantes, ambos chinos y ambos competidores de Facebook: Tencen y Alibaba. Alibaba puede presumir de tener más de 500 millones de consumidores activos mensualmente en su plataforma y su filial Ant Financial es propietaria de la aplicación de pago Alipay.

    Tencent, que controla el servicio de mensajería WeChat (una alternativa al WhatsApp de Facebook) tiene 1.000 millones de usuarios. Los chinos utilizan WeChat en los teléfonos inteligentes para pequeños pagos a través del sistema WeChat Pay. En Occidente, por otro lado, las cosas no han ido tan bien: según Bloomberg, es muy difícil predecir si Libra tendrá éxito en las transacciones comerciales y cómo lo logrará, ya que en la última década muchas criptomonedas han fracasado en su intento de convertirse en instrumentos de pago.

    En los primeros cuatro meses de 2019, según un informe de Chainalysis Inc., solo el 1,3% de las transacciones de Bitcoin provinieron de compraventas. Pero los analistas financieros no se dan por vencidos: “Creemos que la introducción de la criptomoneda Libra es un punto de inflexión potencial para Facebook. En términos de tamaño e importancia, creemos que esta nueva infraestructura financiera será equivalente al lanzamiento de iOS hace una década”, ha escrito Mark Mahaney, analista de RBC Capital Markets. Mahaney es pronostica una subida de las acciones de la empresa de Menlo Park hasta los 250 dólares, un potencial de revalorización superior al 30%.

    Según los analistas de Barclays, la criptomoneda Libra podría generar a Facebook, unos ingresos adicionales de entre 3.000 y 19.000 millones de dólares en 2021. La Asociación Libra en sí no ha proporcionado ninguna información sobre las implicaciones fiscales del proyecto y se limita a afirmar que pretende “trabajar con los legisladores para aclarar la aplicación de las leyes fiscales a las criptomonedas y en algunos casos para actualizar esas leyes”.

    Los problemas para los usuarios

    Numerosos analistas y observadores han destacado los problemas del proyecto Libra para los usuarios potenciales. La naturaleza del blokchain de Libra, con cada uno de sus 100 nodos de validación administrados por miembros de la asociación del mismo nombre, significa que estos sujetos tendrán un control completo sobre las transacciones y que podrían coordinarse para bloquear las no deseadas. La asociación también tendrá que aclarar los detalles de la administración financiera y del sistema informático de sus reservas financieras, es decir, depósitos bancarios y bonos gubernamentales de baja volatilidad intercambiables en dólares estadounidenses, libras esterlinas británicas y yenes. El tamaño posible de estos recursos financieros podría llegar a los cientos de miles de millones de euros, lo que implica un enorme poder de negociación frente a los bancos centrales, la posibilidad de elegir con qué moneda comprar y con cuáles no, además de elegir cómo pagar los intereses de estas sumas a los miembros de la Asociación.

    El proyecto Libra también prevé que la mayoría de los usuarios opten por utilizar las carteras de "custodia", como Calibra de Facebook: en este caso, la empresa Calibra, controlada por Facebook, que ofrecerá la aplicación de la cartera, administrará las claves privadas de los propios clientes, de cuyos datos tendrá un control total y también podrá proporcionar servicios adicionales (por una tarifa) como seguros, protección contra fraudes y servicio al cliente.

    El problema de la privacidad

    Levanten la mano quienes entre los usuarios de la red social, después del escándalo de Cambridge Analytica en 2018, confían en Facebook. En la presentación de su último informe trimestral, a fines de abril, Facebook anunció que había reservado 3.000 millones de dólares para pagar la multa potencialmente récord que espera recibir de la Comisión Federal de Comercio de EEEUU (Federal Trade Commission), el organismo que vigila el sector, que podría imponer una sanción por violaciones a la privacidad que el propio Facebook ha calculado le costará entre 3.000 y 5.000 millones de dólares.

    El Wall Street Journal descubrió recientemente correos electrónicos internos que vincularían directamente al CEO Mark Zuckerberg con políticas de privacidad problemáticas. En los materiales presentados a los periodistas, Facebook respondió a las preocupaciones de privacidad de los usuarios potenciales afirmando que la Asociación Libra no “mantendrá datos personales de las personas que usan el blockchain ... Además, todos los nodos de la red de blockchain serán gestionados por los miembros fundadores de la Asociación, que será responsable del cumplimiento de las leyes aplicables a la protección de datos personales”.

    “El proyecto Libra implica riesgos y vulnerabilidades. Los grandes centros de datos permiten a los operadores tradicionales mantener el control de precios, pero también están sujetos a problemas de violación de datos, privacidad y seguridad, problemas que muchos ya han comenzado a asociar con Facebook “, dijo Joseph Lubin, cocreador de la criptomoneda Ethereum.

    Las cuestiones regulatorias, políticas y bancarias

    El documento original del proyecto Libra establece explícitamente que la cadena de blockchain de criptomonedas no se regulará, pero que los desarrolladores se basarán en la cadena de blockchain de Libra y deberán cumplir con las leyes y regulaciones de las jurisdicciones en las que operan. Está claro que los gobiernos y las autoridades de supervisión se involucrarán: los ejecutivos y los bancos centrales han desempeñado y desempeñan un papel de liderazgo en la gestión del sistema financiero, bancario y en la emisión de la moneda, así como en el reglamento y en los controles, rol que ahora podría ser eludido. Facebook y la Asociación Libra ya están trabajando arduamente entre bastidores para apaciguar a las agencias reguladoras en Estados Unidos, el Reino Unido y otros lugares y recientemente han contratado a un lobbista senior en el Reino Unido para este fin.

    Los bancos, que trabajan en un sector altamente regulado, viven esta evolución como una amenaza potencial, especialmente en términos de soberanía monetaria. Pero la pregunta también concierne a los bancos centrales, y particularmente a los más débiles. El ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, ya invitó a los gobernadores del banco central del G-7 a preparar un informe sobre Libra para la próxima cumbre. Para Le Maire, Libra nunca será un sustituto de las monedas oficiales: “Es imposible que se convierta en una moneda soberana”, dijo en una entrevista con la radio Europa 1. "No puede y no debe suceder. Esta moneda permitirá a Facebook recopilar aún más datos, lo que aumenta nuestra determinación de regular a los gigantes de Internet ", dijo Le Maire en el Parlamento.

    El temor no declarado pero comprensible es que Facebook pueda convertirse en un poder que actúe por encima de los controles bancarios y estatales, un verdadero gigante del sector bancario en la sombra, que estuvo en el centro de la crisis financiera de 2007-2008 especialmente por su enorme capacidad de emitir dinero.

    Las preocupaciones incluyen los temas de lucha contra el lavado de dinero y financiamiento del terrorismo. Pero Libra ya estuvo bajo examen durante el simposio anual del Banco Central Europeo (BCE) en Sintra (Portugal), donde el gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, se refirió al proyecto de Facebook: “Todo lo que funcione se convertirá instantáneamente en sistémico y debe estar sujeto a lo más altos estándares regulatorios ", dijo Carney, aunque afirmó que "debemos tener una mente abierta” sobre la tecnología que pueda facilitar las transferencias de dinero transfronterizas, que serán "examinadas muy de cerca y de manera coordinada" por las organizaciones internacionales, incluido el G-7, el Fondo Monetario Internacional, el Banco de Pagos Internacionales y la Junta de Estabilidad Financiera.

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.