26-M: el PSOE consolida su poder