España, gran financiador de armas