La revolución del coche autónomo

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Octubre 2017

    Para afrontar la competencia de los gigantes del sector digital y garantizar la independencia, los fabricantes de coches se alían y crean nuevas asociaciones.

    Q Waymo, google car. FOTO: Grendelkhan / CC

    Como un signo más de los tiempos, Renault anunció en mayo que iba a comprar las actividades francesas de investigación y desarrollo del fabricante estadounidense de chips electrónicos Intel. Esta adquisición ilustra las transformaciones que sufre la industria del automóvil debido a la carrera por la conducción automatizada. 

    Imaginemos un mundo en el que los vehículos ya no necesitaran conductores. La mortalidad en carretera pasaría a ser residual ya que los coches, conectados entre sí, intercambiarían informaciones que les permitirían evitar las colisiones. El conductor, liberado de su función, podría utilizar el coche para empezar en él su jornada laboral o para entretenerse. El storytelling sobre el coche automático está en pleno auge, sobre todo porque...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.