La trata de personas, mayoritariamente mujeres, sigue aumentando