Las vacunas disimulan el peor pico de la covid