Por qué no bastará con la recuperación

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Febrero 2018

    Avance: La economía europea va recobrando la pujanza de antaño, pero las cicatrices que deja la crisis son profundas y las diferencias entre países aumentan. La mejoría podría descarrilar si el BCE pone fin a sus ayudas.

    Manifestación en Madrid contra los recortes sociales. FOTO: BRIAN MAUDSLEY

    La economía de la zona euro va recobrando el color. Según la Comisión Europea, su PIB creció un 2,2% en 2017 y avanzará un 2,1% en 2018. Hay que remontarse a 2006-2007 para encontrar un crecimiento superior al 2% durante dos años consecutivos. Incluso Grecia se beneficia algo de ese aumento de actividad. Debido a ello, desde septiembre del año pasado el paro ha descendido por debajo de la barrera del 9% en la zona, lo que no ocurría desde 2008. ¿Quiere ello decir que, por fin, la zona euro ha logrado salir del atolladero? Aún no. Veamos por qué.

    1. La demanda interna se recupera

    Es el primer síntoma de la recuperación de la zona euro: su demanda interna se porta...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.