Retraso // El ingreso mínimo es vital