Tensión // Ucrania y Europa, rehenes de Rusia y EE UU