Menos carne, más verduras eco

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Febrero 2016

    Lo que comemos repercute no sólo en nuestra salud, sino también en el ecosistema. Según la FAO, el 30% de las emisiones que inciden sobre el calentamiento global están vinculadas a la forma en que se produce, distribuye y consume la comida. 

    Mónica di Donato,economista ecológica y responsable del área de sostenibilidad del CIP-Ecosocial (FUHEM), analiza en el trabajo Hacia una ecología de la alimentación. La comida no es sólo comida, los principales estudios científicos sobre “ecología de la alimentación”. La introducción en nuestras dietas “de alimentos cada vez más transformados, procesados, refinados, etc., arrastra huellas de deterioro (sobreexplotación de recursos no renovables, contaminación del suelo, del aire, del agua, etc.) que perjudican el equilibrio de los ecosistemas”.

    Las predicciones internacionales prevén que las cargas medioambientales relacionadas con la alimentación aumenten. Por ello, se entiende el sector de la alimentación como...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.