La pandemia llena la hucha (de algunos)