Trabajo por horas, freno a la recuperación