Turismo, recuperación apremiante

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • La vuelta a la normalidad de la primera industria nacional, clave para la reactivación de la economía, va a depender del ritmo y eficacia de las campañas de vacunación.

    Sin vacunas no habrá turistas, y sin turistas no habrá recuperación. El ansiado regreso a la normalidad de la economía española a lo largo de 2021 va a depender en gran medida de que el turismo recobre su condición de primera industria nacional, perdida como consecuencia de la pandemia. 

    No queda otra: tras darse prácticamente por perdido el primer trimestre a causa de las restricciones a la movilidad, es imprescindible que los turistas empiecen a regresar a medida que se aproxime el verano. El ritmo y la eficacia de las campañas de vacunación en España y en el resto de Europa va a ser clave para que las playas, los museos y los restaurantes vuelvan a llenarse de británicos, franceses y alemanes. Y también de españoles, pues el comportamiento del turismo nacional será también fundamental.

    Los datos recopilados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) muestran que el sector sufrió en 2020 una caída sin precedentes (véase gráfico). Durante el año visitaron España 19 millones de turistas extranjeros, un 77,3% menos que en 2019, cuando se registró un récord histórico con 83,5 millones de llegadas. El gasto efectuado por esos turistas internacionales se desplomó en la misma medida: el 78,5%, hasta los 19.740 millones de euros. El turismo nacional sufrió un desplome cercano al 50%, con 82 millones de desplazamientos menos que en 2019. El impacto en el empleo fue devastador: según la web especializada Turijobs, durante 2020 se destuyeron el 73% de los puestos de trabajo en el sector.

    En cabeza

    El desplome del turismo es la principal razón de que España fuera la economía de la zona euro que más retrocedió en 2020, el 11% según cálculos de la Comisión Europea. Del mismo modo, la recuperación del sector hará posible que sea el país que más crezca en 2021 (el 5,6%, según la misma fuente). Si la campaña de vacunación contra la covid-19 se desarrolla sin problemas, el Gobierno cree que la temporada turística de verano y la economía en general registrarán un fuerte crecimiento en el segundo semestre.

    Las empresas ligadas al turismo son las que más han sufrido el impacto de la covid-19. Exceltur, la entidad que representa sus intereses, calcula que el sector dejó de ingresar 106.000 millones de euros como consecuencia del descenso de la actividad y que el peso del turismo en el producto interior bruto (PIB) descendió al 4,3%, comparado con el 12,4% que representaba antes de la aparición del coronavirus. Exceltur vislumbra un primer trimestre de 2021 de muy baja actividad turística, una suave y paulatina recuperación de la demanda nacional en el segundo trimestre y un verano sustancialmente mejor que el de 2020 por el regreso de los extranjeros. La actividad turística, según sus previsiones, habrá generado 96.369 millones de euros al cierre del presente año, todavía el 37,6% inferior a los 154.487 millones que movió en 2019. El peso del turismo en el PIB subirá hasta el 8,2%.

    Pasaporte de vacunación

    Para facilitar la movilidad de turistas y dar impulso al sector, la Comisión Europea está trabajando con los gobiernos nacionales en un pasaporte de vacunación común a todos los países de la Unión. Aunque se cumplan los buenos pronósticos de cara a la temporada veraniega, la vuelta a la normalidad va a ser lenta. El 31,6% de los empresarios no espera retomar los niveles precovid hasta en el segundo semestre de 2022, el 38,3% prevé hacerlo en el primer semestre de 2023 y el 13,6%  en años posteriores. 

    Exceltur considera imprescindible acelerar al máximo el ritmo de vacunación para alcanzar la inmunidad de rebaño antes del verano. De esta forma, apunta el lobby turístico, se podría restablecer la confianza de los viajeros y alcanzar volúmenes de facturación que faciliten la recuperación económica y del empleo. De no ser así, advierte, “los daños de otro mal verano serían irreversibles”.

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario