El tejido de la explotación invisible

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Periodista

    La deslocalización de la producción del Magreb y Europa del Este a China e Indonesia deriva cada vez más hacia el sur y el sureste asiático. 

    La presión a la baja de los precios en nuevas localizaciones de la producción como Bangladesh no solo afecta a los salarios ínfimos, sino a cuestiones como la inversión en seguridad.

    ILUSTRACIONES: IDANA RODRÍGUEZ

    Pocas ramas de la producción industrial reflejan de forma tan inquietante las características de la globalización como la de la fabricación de prendas de vestir. Sus multinacionales utilizan las tecnologías de la información, y especialmente las redes sociales, para organizar la producción, la distribución y la venta de acuerdo con parámetros perfectamente ajustados a los gustos de los clientes y a las variaciones de los stocks directamente a disposición del público. Así consiguen enormes niveles de eficiencia comercial y de ajuste entre oferta y demanda; pero combinan estas actividades con...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.