La escasa competencia en el sector eléctrico