¿Patología o engranaje democrático?

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Septiembre 2018

    Los conflictos sociales y las acciones colectivas son clave para la regulación de las sociedades democráticas.

    ILUSTRACIÓN: Pedro Strukelj

    En varios sectores de la economía resuena en ocasiones una ira que se expresa de diversos modos de acción colectiva, sobre todo paros laborales u ocupaciones. En Francia suele ser agudo, pero también en otros países. Algunos ven en ello un bloqueo estéril del curso normal de la vida económica y social, por no decir un obstáculo a la libertad de desplazarse o de estudiar. Significa olvidar que expresar desacuerdo no solo constituye un derecho fundamental en democracia, sino también un elemento indispensable para su regulación*. Para entenderlo, es importante en primer lugar aclarar de qué se trata.

     

    MARX VERSUS DURKHEIM

    Un conflicto tiene lugar cuando la reivindicación de una de las partes choca con el interés de la otra. Y si sobrepasa el enfrentamiento individual, puede dar lugar a una acción colectiva, es decir, a...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.