Salida en falso para el ‘plan Juncker’