Capitalismo progresista // La agenda progresista

  • Marzo 2020
    Capitalismo progresista
    Joseph E. Stiglitz
    Taurus, 2020.
    496 páginas.
    22,90 euros.

    Joseph Stiglitz es uno de los más reputados economistas del mundo, galardonado con el Premio Nobel en 2001, y es, a la vez, un activista contra el presidente de EE UU, su país, Donald Trump. Activismo y ciencia económica rigurosa no suelen ir aparentemente de la mano —aunque muy a menudo posiciones activistas neoliberales se hacen pasar por científicas y técnicas—, pero este libro demuestra que ambas facetas pueden convivir perfectamente y hasta conseguir un resultado notable sin renunciar a ninguno de los dos propósitos, aunando activismo con rigor científico.

    El libro no oculta su objetivo por intervenir en el debate público estadounidense en torno a las elecciones presidenciales de noviembre, y está escrito, en consecuencia, con la máxima voluntad didáctica porque aspira a convencer al ciudadano medio para que se movilice en los comicios y lo haga contra Trump. Pero se trata de un trabajo que, por extensión, va mucho más allá de EE UU al ofrecer, primero, un diagnóstico muy exhaustivo y preciso de la evolución del capitalismo en las últimas décadas (y los males que le aquejan) para después ofrecer un catálogo de propuestas que constituyen un esbozo de programa económico para los progresistas del mundo occidental, reformista y viable en el marco actual. Y todo ellos sin necesidad de revolución ni de derrocar al capitalismo, sino dándole varias capas de pintura para corregir los efectos más perversos, que, en opinión del autor, son simientes de todos los populismos.

    Profusión bibliográfica: Libro de batalla, pero muy documentado: las notas ocupan el 40% del volumen

    El "capitalismo progresista" por el que aboga Stiglitz pone la economía al servicio de las personas —y no al revés—, defiende los mercados pero bajo la auténtica tutela del Estado para garantizar que los lobbies y el dinero no lo adulteran. Combate, por tanto, los oligopolios, distingue entre sectores económicos productivos de los meramente extractivos o especulativos (y aspira a ayudar a los primeros y poner en cintura a los segundos), se interroga por el propósito de las empresas y de los tremendos efectos económicos y sociales de la desigualdad, ensalza el papel de los sindicatos en la cohesión social, etc. 

    El poder, el poble i els beneficis
    Joseph E. Stiglitz Edicions 62, 2020.
    374 páginas.
    22,90 euros.

    Todo lo hace cargado de argumentos científicos, aunque su capacidad de persuasión ante su principal objetivo (derrotar a Trump) se antoja harto complicado en la medida en que los indicadores macroeconómicos clásicos muestran que la economía estadounidense va como un tiro, con un robusto ciclo de crecimiento que sigue al alza, con la Bolsa pulverizando los récords y un mercado de trabajo con pleno empleo. Y es precisamente para poder contrarrestar este estado de opinión que el autor se esfuerza por introducir una mirada escéptica y a la vez solvente sobre los indicadores ortodoxos y su relación con la vida real.

    Es quizá su única hererodoxia, y suave. El enfoque es siempre neokeynesiano puro, muy poco permeable en su núcleo a corrientes como la feminista o la renta básica y sin apenas considerar el impacto de la emergencia climática. Es un programa riguroso, pero casi nostálgico, como si bastara con cerrar el paréntesis del largo periodo neoliberal para poder volver tal cual a una época dorada, que, en cambio, difícilmente tiene visos de regresar. 

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación
    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario