Sobre el uso de la palabra ‘decrecimiento’

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • En Alternativas Económicas de junio de 2013, mi amigo y hermano de ideas políticas y económicas desde hace 40 años José Manuel Naredo reitera su oposición al uso de la palabra decrecimiento, cuyo “mordiente crítico” en España ha bajado con la crisis. Ya hemos decrecido bastante. Efectivamente, escribe Naredo, el uso de materiales en la economía de la Comunidad de Madrid ha caído el 50%. Predicar el decrecimiento en Madrid puede parecer ahora como predicarlo en Haití: no es el momento suponiendo que lo haya sido alguna vez, es un insulto a los parados y a los pobres.

    Pero el debate de activistas y profesores en Europa y en el mundo sobre decrecimiento económico socialmente sostenible nacido hace más de 10 años, inspirado por Georgescu-Roegen y también por André Gorz, Ivan Illich, etc., incluido Sicco Mansholt en su breve paso en 1972 como presidente de la Comisión Europea, ni nació en España ni se centra en España. Los debates intelectuales en España suelen...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario

    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.
    (If you're a human, don't change the following field)
    Your first name.