Cuando no sabemos que no sabemos

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Por (Periodista)
    Julio 2020

    Donald Rumsfeld, dos veces secretario de Defensa de Estados Unidos (con Gerald Ford y con George W. Bush), es un tipo bastante malvado. Y muy listo. Olvidemos que dirigió la invasión de Irak en 2003 y centrémonos en una de sus reflexiones inmortales: “Hay cosas que sabemos, hay cosas que sabemos que no sabemos, y hay cosas que no sabemos que no sabemos”. Estas últimas cosas, las unknown unknowns, suelen ser, cuando se dan, muy trascendentes. Entre ellas figuran lo que llamamos “cisnes negros”: acontecimientos difícilmente predecibles que nos sorprenden mucho y luego, con el tiempo y la perspectiva, catalogamos casi como inevitables.

    Como no sabemos gran cosa del futuro, proyectamos hacia él el pasado. Recuerdo, por ejemplo, lo que se decía sobre Amazon hacia 1995 o 1996: ese invento era tan viejo como la venta por catálogo y dependía, además, de la misma vieja logística que utilizaban los servicios de Correos; evidentemente, no podía funcionar. O Google. O...

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario