Cuidar mejor cuando ya no se puede curar