¿Desmantelar Facebook?

  • Por (Editorialista de Alternatives Économiques y ex presidente de la cooperativa)
    Julio 2019

    ABSTENCIÓN: En Francia, el nivel de abstención anunciado por las encuestas sobre las elecciones al Parlamento Europeo del pasado 26 de mayo no tan solo no se cumplió, sino que la  participación aumentó en casi 8 puntos. Cuando nos repiten machaconamente que todo se decide en Bruselas y que nunca el Parlamento Europeo ha tenido tanto poder, una gran parte del electorado no parecía decidido a movilizarse. Era penoso. Pero al mismo tiempo, los electores no son tan tontos. De hecho, la educación, el sistema sanitario, las pensiones, las ayudas a la vivienda, el seguro de paro e, incluso, la política familiar siguen siendo responsabilidad de cada Estado. Lo mismo pasa con las leyes que gobiernan nuestra vida privada y colectiva: las limitaciones a las libertades públicas introducidas los últimos años en el derecho penal francés no se han decidido en Bruselas, así como el hecho de apostar por la energía nuclear frente a las renovables…

    Sin subestimar las obligaciones ligadas al mercado único y a la pertenencia a la zona euro, constatemos que la construcción europea no impide toda posibilidad de hacer que nuestra sociedad sea más solidaria y nuestra economía más sostenible. Y si los dirigentes europeos quieren desarrollar el interés de los electores, que comiencen por aumentar el presupuesto, cuyo nivel —1% del producto interior bruto— es totalmente ridículo.

    PLEBISCITO: Al personalizar el escrutinio europeo en él, el presidente francés hizo de las pasadas elecciones europeas una especie de plebiscito, para alegría de su enemiga, Marine Le Pen, como si se tratara de una nueva segunda vuelta de las presidenciales. Dejando a un lado los resultados, el presidente va a seguir siendo un miembro influyente del Consejo Europeo. Aunque su estrella ha palidecido, debido a sus dificultades en el frente interno, al muy escaso apoyo que han tenido sus propuestas por parte de una Angela Merkel también debilitada y a algunas torpezas muy francesas que han caracterizado su actuación en el frente europeo desde que fue elegido, su palabra contará a la hora de elegir al presidente de la Comisión, del Consejo Europeo o del gobernador del Banco Central Europeo.

    Construir Europa no impide hacer una sociedad más solidaria 

    Macron hizo de los comicios europeos una especie de plebiscito

    Por otra parte, los que han votado a unos diputados que entrarán a formar parte de los grupos minoritarios en el nuevo Parlamento no deben pensar que su voto ha sido inútil. El funcionamiento del Parlamento Europeo es muy diferente del de los parlamentos nacionales donde se enfrentan frontalmente mayoría y oposición. Los diputados, aunque sean minoritarios, pueden, en ciertos aspectos, elaborar ideas mayoritarias. 

    MONOPOLIO: ¿Hay que desmantelar Facebook? Eso es lo que ha defendido recientemente Chris Hughes, uno de los cofundadores de la red social, en una tribuna del New York Times, publicada el pasado 9 de mayo1, en la que mostraba su inquietud por el poder que ha adquirido el grupo de Mark Zuckerberg, que, además de la red social, controla Messenger, WhatsApp e Instagram. La propuesta de Hughes es también la de los candidatos a las primarias demócratas, especialmente Elisabeth Warren. Limitar el poder de mercado de Facebook no es solo una cuestión de orden económico. No se puede contar con la buena voluntad de sus dirigentes para determinar cómo debe funcionar esa red. Hoy Facebook puede permitir que se difundan informaciones dudosas o manipuladoras o instaurar unas normas que limiten la libertad de informar.

    Las grandes redes deben ser objeto de una regulación pública debatida democráticamente dados los datos que manipulan y su papel social. No se trata únicamente de hacer que las Gafa paguen impuestos o evitar que aplasten a cualquier competidor en una situación de mercado en la que “el que gana se lleva todo”. Se trata de aplicarles una regulación que proteja la vida privada y la democracia.    

    1.  The New York Times, https://lc.cx/mDKb

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario