Baja la extrema pobreza y sube la desigualdad