Te quedan 0 artículos gratuitos este mes.

Accede sin límites desde 55 €/año

Suscríbete  o  Inicia sesión

China, Sudáfrica y América Latina / El dolor de Suráfrica

Por Rosa Mora
Comparte
Pertenece a la revista
Julio 2014 / 16

Los autores retratan las condiciones de vida de los negros durante el ‘apartheid’ y un posterior progreso que convive con la corrupción y el crimen.

La Suráfrica del apartheid y las del posapartheid narradas excelentemente por sus escritores. James McClure y Malla Nunn, la del apartheid. McClure describe las horribles condiciones de los negros en los años setenta: marginación, pobreza, falta de educación, trabajo degradante… solo para que una minoría del 21% de blancos controlase el poder económico y político. Lo cuenta en las novelas La canción del perro y El cazador sordo. Nunn (Un hermoso lugar para morir y Benditos sean los muertos) sitúa la acción en los años cincuenta, cuando se instauraron las terribles leyes de segregación.

Las novelas de Deon Meyer (Safari sangriento) y Caryl Férey (Zulú) reconstruyen el posapartheid hasta la actualidad. Nelson Mandela fue un presidente honesto, pero quienes le sucedieron no lo fueron tanto, cuentan. El sida y la droga hacen estragos. El crimen organizado y una nueva corrupción se extienden por doquier. El progreso convive con el racismo y los menos favorecidos siguen sin trabajo.