El PSOE vuelve a mirar hacia la CNMC