Emprendedor, 'profe' y 'youtuber'

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Puedes leer todavía 3 artículos gratis este mes.

    La Red es un mar de cursos sin control de calidad, solo con opiniones 'comprables'.

    Promesa: aprender a invertir en pisos baratos para sacarles una rentabilidad de 500 euros al mes. ¿Cómo? Hay que seguir "el primer máster inmobiliario en directo del mercado hispano". Duración: 10 horas. Precio: 790 euros. Incluye una sesión privada con el emprendedor/profesor, Rubén Calvo, que se ha hecho con 40 propiedades en 16 años.

    Multitud de personas que saben hacer algo —cuidar mascotas, practicar coaching, asesorar en finanzas, hacer búsquedas SEO, mentorías de emprendedores...— han encontrado en la formación en línea la oportunidad de su vida. A menudo, los emprendedores youtubers enfatizan que el conocimiento práctico que darán "no se enseña en la Universidad". Algunos cursos acaban cambiando vidas y muchos son una estafa. Pueden ser grauitos o costar miles de euros. Durar unas horas o varios meses. Se dan sesiones en vivo, PDF informativos descargables o plantillas con ejercicios. Se llevan los vídeos pregrabados,  que permiten automatizar ingresos.

    Sin barreras de entrada

    La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) admite la dificultad de valorar bien estos cursos antes de contratarlos, pero recuerda que la publicidad de los cursos forma parte del contrato y da derecho a reclamar. 

    "Sin barreras de entrada, el problema es filtrar la calidad de los cursos. Abundan los que clonan información de otros. Puedes buscar opiniones, referencias positivas. Pero hoy se pueden comprar. El mercado, sí, te acaba poniendo en tu sitio, pero el proceso puede llevar dos o tres años, y mientras, alguien ha llegado a facturar millones de euros con propuestas sin calidad que acaban salpicando de mala fama a los demás", reflexiona Javier Gobea, fundador de Hormigas en la nube, que lleva nueve años creando escuelas on line. Gobea pide un sello de calidad, una agencia de autorregulación como Autocontrol para la publicidad. También, que no se pueda jugar con el lenguaje (la palabra Máster se le aplica a cualquier invento como Máster Lanza tu Negocio, habitual de los rankings que en Internet corren de vendehumos.

    Menos centros de formación, menos horas de formación

    Experiencias como esta coexisten con la formación bonificada para empresas. En 2004, la teleformación alcanzaba al 5% de los participantes. En 2020, con pandemia, la proporción alcanzó un 47%. El presupuesto para formación dirigida sobre todo a trabajadores ocupados ha descendido de 1.427 a 1.147 millones de euros desde 2008. Desde 2014, va bajando el número de empresas que forman, la proporción que estas suponen sobre el total (un 19,8%) y las horas de formación por participante (de 30 a 16 en 17 años).

    Fundae lo atribuye a las micropimes. "El problema es llegar a pymes y micropymes, muchos trabajadores desconocen sus derechos" comenta Lola Santillana desde CC OO, crítica con lo que considera "insuficientes datos para evaluar los perfiles formados y los resultados de los cursos ofrecidos por empresas como Google, Fundación Telefónica o Everis en el Marco del programa Digitalízate del Gobierno. 

    Otros artículos de este número:
    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación