“Era y es la única forma de arrancar” // Gerard Llorens

  • El contenido completo de este artículo sólo está disponible para los suscriptores de Alternativas Económicas.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • CAMBIO A LA VISTA: La cooperativa SEPRA planea abandonar el régimen de autónomos y acogerse al régimen general

    EN LA OFICINA Gerard Llorens pilota un equipo de 18 personas. Foto: ANDREA BOSCH

    No existe un autónomo tipo. Durante el boom del ladrillo, un yesero que trabajara como autónomo podía facturar fácilmente 5.000 euros por mes. Y un estudiante que quiera compaginar su formación con un trabajo a tiempo parcial que le suponga medio centenar de euros no tiene manera, al menos hasta ahora, de cotizar de modo parcial, pese al viejo compromiso de los distintos gobiernos con el desarrollo de la parcialidad para determinadas situaciones (un vendedor ambulante, una persona que cuide a un familiar dependiente.) El problema siempre es el mismo: ¿Cómo verificar que se trabaja la mitad de las horas y por ello se puede cotizar la mitad?

    Dentro del colectivo de trabajadores por cuenta propia (3,08 millones de personas según la última Encuesta de Población Activa, EPA)...

    Los artículos que componen el dossier son:

    Todavía no hay comentarios, sé el primero en opinar

    Escribe tu comentario