España, en el ocaso del régimen