“Fue toda una conmoción cultural” // Patrick Viveret