“Hacen falta más fondos, y más amor” // Gemma Culla Perarnau