La guerra fuerza un salto adelante de la UE