Andreu Missé

  • Socio fundador de la revista Alternativas Económicas. Ha desarrollado su actividad profesional durante más de 35 años en El Periódico de Cataluña y en El País. De este último medio ha sido subdirector, redactor jefe de Economía y delegado de la corresponsalía en Bruselas. 

  • Publicaciones del autor

    Los países ricos se resisten a ir más allá de la concesión de préstamos.

    Los ciudadanos españoles han recibido un nuevo golpe de realismo. El Banco de España ha anunciado que la recesión económica causada por las medidas tomadas para reducir la pérdida de vidas humanas causada por la covid-19 puede suponer una caída del Producto Interior Bruto (PIB) del 13,6% en 2020. En este clima de dificultades ha trascendido la propuesta del Gobierno de pedir a la UE la creación de un Fondo de Recuperación de 1,5 billones de euros. La propuesta será presentada por el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, en la próxima cumbre europea del 23 de abril. Desde los Gobiernos de España e Italia, Europa se ve como una tabla de salvación imprescindible.

    La respuesta de Europa a la crisis económica y social causada por la pandemia no ha tranquilizado a los países más afectados y que precisan más ayuda: Italia y España. Las medidas adoptadas por los ministros de Finanzas del Eurogrupo el pasado día 9 resultan muy insuficientes para atender los destrozos de la crisis económica, considerada la peor desde la segunda guerra mundial. El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha expresado reiteradamente su decepción por no haberse logrado ningún avance sobre la mutualización de la deuda con instrumentos como los eurobonos o coronabonos. Por su parte, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, ha sido tan lacónico como explícito al afirmar que “el acuerdo no colma nuestras demandas”.

    El deterioro acelerado que está registrando la economía en varios países europeos está propiciando una fuerte presión a las autoridades europeas para que aumenten los recursos financieros destinados a remediar las consecuencias económicas y sociales de la epidemia de covid-19. Técnicos de la Comisión Europea están intensificando los trabajos para convencer a los países más reticentes a adoptar medidas comunes (Alemania, Holanda, Austria y Finlandia) para incrementar los fondos necesarios en apoyo de los países más dañados, especialmente Italia y España. La Comisión trata de movilizar hasta tres billones de euros a través de un nuevo fondo complementario.

    Los Gobiernos están concentrando sus energías en detener la epidemia de covid-19 que ha contagiado ya a más de 800.000 personas y causado más de 40.000 muertos en todo el mundo hasta el pasado 31 de marzo. La situación es crítica en muchos hospitales por falta de medios y de profesionales sanitarios, muchos de los cuales han enfermado por su heroica dedicación. Todos los países se han visto desbordados especialmente los peor equipados sanitariamente y con un sistema de bienestar más frágil.

    Las instituciones financieras del Estado van a ser clave a la hora de implementar las políticas de avales aprobadas por los Gobiernos para que fluya el crédito a las empresas.

    Abusividad: El abogado general Maciej Szpunar precisa que el juez debe verificar si la información que facilitó el banco al cliente es transparente.

    Hipotecas: Miles de afectados por procedimientos de desahucio viven agobiados pendientes de una decisión del AltoTribunal.

    Desregulación: Un estudio del Grupo de Los Verdes/ALE advierte de los riesgos para la economía europea por las políticas de deshacer las reformas realizadas.

    Sentencia: El Tribunal de Justicia de la Unión Europea da un nuevo varapalo al derecho procesal español por las cláusulas abusivas.

    TJUE: Más de 1,3 millones de familias, que pagaron hasta 30.000 euros de más por su hipoteca debido a este índice, dependen del fallo.

    Abusos bancarios: La comisión de investigación sobre la crisis financiera ha tratado de averiguar sus causas.

    Desahucios: Decenas de miles de familias afectadas por ejecuciones hipotecarias están 
    a la espera de la nueva norma.

    Justicia: El intento de rectificar una sentencia del Tribunal Supremo para proteger a la banca causa un gran malestar.

    Desahucios: Las conclusiones del abogado general Maciej Szpunar aumentan la presión para que España modifique su legislación hipotecaria.

    Malas prácticas: Cinco informes del Parlamento Europeo proponen medidas para evitar que se repitan fraudes como las preferentes y las cláusulas suelo.

    Cuentas públicas: El Gobierno presenta unos presupuestos que se desentienden de los más golpeados por la crisis.

    Desafío: Las desavenencias entre Francia y Alemania son el principal freno para adaptar 
    la arquitectura institucional de la UE.

    ECONOMÍA: El profesor, economista y político Josep Maria Bricall nos ofrece unas sugestivas memorias. Una certa distancia aporta información, reflexión y, sobre todo, unos mensajes a modo de testamento  de gran utilidad para los tiempos que vivimos.

    Consecuencias: La crisis política catalana tendrá una incidencia especialmente negativa en la ocupación.

    Páginas