Andreu Missé

  • El poder de la revista está en TUS manos. Súmate a este proyecto cooperativo.

    Inicia tu sesión   o   Suscríbete

  • Puedes leer todavía 0 artículos gratis este mes.

    Director fundador y editorialista de Alternativas Económicas

    Socio fundador de la revista Alternativas Económicas. Ha desarrollado su actividad profesional durante más de 35 años en El Periódico de Cataluña y en El País. De este último medio ha sido subdirector, redactor jefe de Economía y delegado de la corresponsalía en Bruselas. 

    Este artículo sólo es posible con tu colaboración.
    Haz una donación
  • Publicaciones del autor

    Los costes de la crisis de 2008 pudieron evitarse.

    Las noticias dominantes insisten en la fuerte recuperación de la economía. Hay datos para el optimismo para las grandes corporaciones. Las empresas del IBEX 35 obtuvieron unas ganancias de 28.500 millones de euros en el primer semestre, frente a unas pérdidas de 15.000 millones en los mismos meses del año anterior. 

    El economista Manuel Reventós Bordoy (1888-1942) era conocido por su compromiso científico y republicano y por obras como La doctrina del impuesto único de Henry George (1918) y, sobre todo,  Els moviments socials a Barcelona durant el segle XIX (1925). 

    El economista Steve Keen, perteneciente al selecto grupo de académicos que predijo la crisis financiera de 2008, ha escrito un libro fundamental, de poco más de un centenar de páginas, que facilita enormemente la comprensión de las raíces de los repetidos descalabros financieros.

    Una firme defensa de la sanidad pública a través de la vida de un hospital en el corazón de Nueva York es el sutil y persistente mensaje que se desliza en cada uno de los capítulos de New Amsterdam. Es la serie de éxito producida por la cadena estadounidense NBC.

    Las cuentas del 'banco malo' agravan el coste de la crisis bancaria.

    Los impuestos son un asunto cada vez más dramático para los trabajadores con bajos ingresos, los autónomos y los pequeños y medianos empresarios. El ejercicio periódico de la declaración fiscal se ha convertido en una experiencia traumática para muchas personas. Los ciudadanos deben  asumir obligaciones que determinan los recursos realmente disponibles; en definitiva, sus condiciones de vida. Son decisiones que implican la renuncia a disponer de una reserva mínima para pagar el alquiler del siguiente mes, a participar en actividades culturales o a viajar. 

    Stephanie Kelton, catedrática de Economía y Políticas Públicas de la Universidad del Estado de Nueva York en Stony Brook, ha escrito un desmitificador libro que pone al descubierto el mal uso que se ha hecho de conceptos como el déficit público.

    La mayor parte de las informaciones que recibimos de China se refieren a su potencial económico, su rápido desarrollo tecnológico y su creciente influencia en el mundo globalizado. Pero sabemos muy poco de cómo es realmente la vida en el país y de las costumbres de sus ciudadanos.

    El 'lobby' bancario convierte los procesos judiciales en un arma de disuasión de justas reclamaciones ciudadanas.

    La falta de empleo y de expectativas de futuro se ha convertido en el problema más grave para los jóvenes de este país. El conflicto se disparó tras la crisis de 2008 y se ha agravado con la pandemia de la covid-19. El desánimo y la desesperanza se han enquistado. Hay una generación que ya lleva más de una década fuera de juego y sus consecuencias afectan no solo a los jóvenes, sino al futuro del país.

    Antonio Duarte González, (Cáceres, 1946), heroico sindicalista de Comisiones Obreras en la Celulosa (Torras Papel) de Motril, falleció en Almuñécar el pasado 26 de marzo, tras una penosa enfermedad que afrontó ejemplarmente. Electricista de profesión, como representante laboral fue el alma de la resistencia en su fábrica en las duras negociaciones de convenios y reducciones de plantilla. Querido y admirado por sus compañeros por su comportamiento ante la policía en la caída del PCE (ML) en Andalucía en 1973, en la cárcel y el exilio, que vivió con su compañero de prisión Manuel Puertas.

    El aumento de la deuda pública a consecuencia de la actual pandemia y de la crisis bancaria de 2008 ha superado el 122% del producto interior bruto en España y el 206% en Grecia. La montaña de endeudamiento se ha agigantado también en Italia (156%) y Francia (117%). Son niveles desconocidos desde la Segunda Guerra Mundial que amenazan la financiación del estado de bienestar y desvirtúan por irreales las reglas europeas, que limitan la deuda pública al 60% del PIB.

    Cada vez más voces se manifiestan a favor de que el BCE y los bancos centrales nacionales anulen o conviertan en perpetua la deuda pública que tienen en sus manos. Hay miedo a que una subida de los tipos de interés provoque un colapso y se impongan recortes sociales similaresa los de la crisis anterior. 

    El aumento del endeudamiento asfixia a los países más pobres. El Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que unos 45 millones de personas caerán en la pobreza en los países en desarrollo debido a la pandemia.

    Las graves secuelas que ha dejado la crisis financiera de 2007 están revalorizando la banca ética de forma incesante. Uno de los principales estímulos de esta nueva banca procede de la insostenibilidad del sistema financiero convencional. La banca tradicional es muy costosa de mantener por las elevadas ayudas públicas que consume y es especialmente perjudicial para millones de clientes debido a la profusión de prácticas abusivas.

    La asociación de consumidores Asufin denuncia al Alto Tribunal por vulnerar la directiva comunitaria que protege a la ciudadanía de las cláusulas abusivas en los contratos.

    Los fondos de la Unión Europea para afrontar la crisis sanitaria, económica y social se presentan como la gran esperanza para remediar los principales desafíos de la ciudadanía. La creación del fondo Nueva Generación (750.000 millones de euros) y el Plan SURE, destinado a los desempleados (100.000 millones), constituyen un salto cualitativo en la construcción europea. Por primera vez, los Estados asumirán un endeudamiento común de grandes dimensiones para apoyar a los más necesitados. Es significativo que una parte muy importante de estas ayudas, 390.000 millones de euros, serán subvenciones a fondo perdido. El resto, créditos a largo plazo.

    En el momento de escribir estas líneas, la mayor parte de ciudadanos vuelven a estremecerse ante la virulencia de la tercera ola de la pandemia de covid-19. La enfermedad ha contagiado a casi 100 millones de personas y ha causado más de dos millones de muertos en todo el mundo. EE UU encabeza la lista de países por víctimas mortales con más de 400.000 personas, mientras que España aparece en el décimo lugar del ranking mundial en cifras absolutas con más de 55.000 fallecidos, pero en un inaceptable cuarto puesto en términos relativos (116 por 100.000 habitantes), después de Reino Unido, Italia y EE UU.

    La pandemia de covid-19 está acelerando cambios profundos en nuestras vidas, en la economía y la sociedad entera. El impacto inmediato ha sido la pérdida de 1,6 millones de vidas, el desempleo y la pobreza. Al mismo tiempo, la pandemia está precipitando una profunda transformación social mediante una intensa implementación de las nuevas tecnologías. Para afrontar este gran desafío, el mercado ha sido completamente impotente, y solo una decisiva intervención pública y un mayor papel de la ciencia han paliado parcialmente los daños.

    Páginas