La Unión Bancaria consume toda la energía de la UE